Excesos navideños, ¿cómo contrarrestarlos?

Comida saludable

Parece mentira que ya estemos en diciembre, ¿verdad? Si echamos la vista atrás y hacemos un recopilatorio de todos los momentos vividos durante este año, seguramente acabemos con la conclusión de que ha sido el más atípico de todos. Pero no nos lamentemos más, ¡que ya se acaba! Es tiempo de obtener nuestras recompensas con una buena dosis de alegría y buena compañía. Sin embargo, las navidades también se caracterizan por ser una época de excesos durante la cual se nos hace más difícil mantener unos hábitos saludables. Por eso, vamos a darte unos consejos para vivir unas fiestas de la manera más sana y pensando siempre en tu bienestar. Además, con nuestros Test Nutrigenéticos podrás lograr una alimentación equilibrada en estas fechas que se aproximan.

1. Evita las comidas copiosas y el alcohol

Ya lo sabemos todos, las comidas navideñas se caracterizan por tener un sinfín de platos: el pica pica, los primeros platos, los segundos, los postres y la sobremesa de turrones, rosquillas, tartas, barquillos, mantecados etc. ¡Ah!, y no debemos olvidarnos del vino, el cava y las copitas de más para alargar la celebración. Durante estas fiestas, la comida es el eje principal y está muy bien disfrutar de este placer de la vida siempre que lo hagamos de una manera equilibrada y saludable

El alcohol no es un buen aliado si nuestra idea es mantenernos en nuestro peso ideal. Aunque parezca imposible, el alcohol tiene un alto contenido calórico. De hecho, muchas de las bebidas alcohólicas mezcladas pueden llegar a contener la misma cantidad de calorías que una comida, eso sí, sin los nutrientes. Por lo tanto, ¿cuánto debemos beber durante estas fechas señaladas? Ya sabemos que es muy importante beber con moderación (por los efectos que causa) pero, los expertos recomiendan que, en el caso de las mujeres, la cantidad adecuada sería una bebida al día y, en el caso de los hombres, no más de dos. Además, es muy importante beber con el estómago lleno, ya que esto nos ayudará a absorber el alcohol más lentamente.En cuanto a la comida, ¿qué podemos hacer para no excedernos con las calorías y evitar las digestiones pesadas? Lo principal es comer de una manera equilibrada con sentido común pero, además, siempre podemos adaptar el menú a una alternativa más saludable y menos calórica. Por ejemplo, para los primeros platos podemos optar por ensaladas, que aportan grandes cantidades de fibra y nos dejan una sensación de saciedad; para los segundos platos, podemos apostar por los pescados blancos y el marisco, que tienen una cantidad calórica razonable y, para el postre, la mejor opción sería la fruta (obviamente, ¡los dulces típicos no pueden faltar!, pero si se ha comido fruta antes, tendremos menos apetito para darnos un atracón dulce).

2. Incluye actividad física a tu rutina

Seguramente la mayoría de vosotros os habéis vuelto “chicos fit” durante esta cuarentena, ¿verdad? El deporte fue nuestro amigo durante esos meses de encierro y la actividad física es sin duda beneficiosa para cuerpo y mente, pero ¿seguís con esta rutina? Ahora más que nunca, el deporte debería ser un imprescindible en vuestras vidas. Lo ideal sería practicarlo cinco días a la semana durante 30 minutos, ya sea desde deporte moderado (caminar deprisa, ir en bicicleta o hacer un poco de cardio) a realizar alguna actividad más extrema (como deportes de aventura o cualquier rutina que incluya peso). 

¡No hay excusa que valga! Youtube puede ser tu aliado si no sabes por dónde empezar. Hay muchos vídeos de rutinas para poder seguir, sea cual sea tu nivel. nosotros somos muy fans de los vídeos en directo de Patry Jordan y del perfil de Growing Annanas, aunque hay tantísimos que siempre puedes escoger el que mejor se adapte a ti.

Y si estás muy perdido… siempre puedes encontrar solución con uno de nuestros coaches especialistas en salud y bienestar, que, a través de tu ADN y con nuestro test de Fitness te indicarán qué tipo de ejercicio físico es el más  indicado para ti. 

3. Bebe mucha agua

Lo sabemos, somos muy pesados con la importancia que tiene el agua para nuestra salud pero, es que realmente la hidratación es imprescindible. El agua es uno de los principales nutrientes de nuestro organismo. Nos ayuda a transportar nutrientes a las células, elimina los desechos que no necesitan y forma parte de los procesos de digestión. Es por ello que, la ingesta de 1,5 L o 2 L de agua al día, nos ayudarán a digerir las comidas pesadas y a deshacernos más rápidamente de los restos. Así que, si durante las comidas navideñas nos olvidamos un poquito de ella, es importante consumirla durante el resto del día.

En definitiva…

Ya somos conscientes de que las fechas navideñas conllevan una serie de cambios en nuestra rutina y no estamos dispuestos a perdernos estos festines pero, si lo hacemos con cabeza y seguimos estos 3 pequeños consejos, ¡conseguiremos salir ilesos de ellas!

Y recordad, siempre tenéis a vuestra disposición nuestros Tests Genéticos y la ayuda de nuestros especialistas para conocer qué alimentos y qué ejercicios son los que aportan más beneficios a vuestra salud y bienestar.